Anatómicas

Las zapatillas anatómicas de mujer son un imprescindible cuando buscas, ante todo, comodidad en un zapato. Como su nombre indica, este zapato anatómico se adapta a la anatomía del pie, lo que unido a la amortiguación de la suela y su flexibilidad hacen que sea un zapato ideal para el trabajo.

Las Zapatillas Anatómicas más cómodas del mercado 2021

Si te preocupa la salud de tus pies encontrar un zapato cómodo es fundamental para ganar en salud y en calidad de vida. En este sentido, las zapatillas anatómicas para mujer realizan un gran trabajo ya que su suela es capaz de adaptarse perfectamente a la forma de tu pie, lo que es primordial a la hora de encontrar el mayor confort.

Es por ello que este es uno de los zapatos más demandados para aquellos trabajadores que se dedican a sectores como la sanidad, hostelería, limpieza o en peluquerías. Son empleos que requieren de mucho tiempo en pie y con los mismos zapatos, lo que puede llevar a dolores lumbares, en gemelos o, incluso, en los glúteos.

Lo de menos en el calzado anatómico es el diseño porque en realidad tiene una función muy clara. Esto no significa que no existan zapatillas anatómicas con diseños diferentes y bonitos, pero no es lo más común. La mayoría de usuarios van a lo sencillo y práctico, optando por los zuecos anatómicos para trabajar blancos o en tonos más oscuros como el azul marino o negro.

Encuentra tus Zuecos Anatómicos para trabajar Mujer al mejor precio

La mayor expresión de los zapatos anatómicos son los clásicos zuecos para trabajar que aportan todo lo necesario para que el pie descanse correctamente mientras ejercemos nuestra rutina diaria. Las características que debemos buscar en los zuecos anatómicos de mujer para trabajar son varias, pero las más importantes podrían encontrarse en la planta, el ancho y la ligereza del zapato.

Los zuecos anatómicos deberán incorporar una planta anatómica flexible para que nos permita andar de forma cómoda. El talón será el encargado de amortiguar el impacto y el diseño interior del zapato con arco y metatarso para un mayor confort. En cuanto al ancho, tenemos que tener muy en cuenta este factor ya que será clave para que nuestros pies no sufran. El zueco no debe oprimir el pie, dejando que los dedos se muevan libremente dentro del zapato y ahí influye más el nacho que la longitud del calzado.

Para la fabricación del piso de los zuecos anatómicos se recomienda siempre optar por materiales naturales y de gran calidad, sin olvidarnos de que deben ser antideslizantes para evitar resbalones y torceduras, además de que sean ligeros para que no nos molesten tras muchas horas con ellos puestos.

En Vanessa Calzados disponemos de una gran colección de zuecos para el trabajo de diferentes marcas y diseños. Entre ellos puedes encontrar los zuecos de trabajo Luisetti o las zapatillas anatómicas de Postigo en varios colores y diseños, desde modelos abiertos hasta zapatos anatómicos cerrados.

¿Por qué Comprar Zapatos Anatómicos para Mujer?

La respuesta a la siguiente pregunta es muy clara: obtendrás múltiples beneficios para tu salud, no solo la de tus pies sino a nivel general. Las nuevas tecnologías utilizadas en la fabricación de este tipo de zapatos anatómicos pueden llegar a darnos unos grandes beneficios como los que iremos viendo a continuación.

El primero de ellos es que, gracias a su plantilla y suela, los impactos quedarán amortiguados, algo que nos ayuda a mantener protegidas zonas como las de las articulaciones. Por otra parte, estas zapatillas anatómicas para mujer ofrecen un gran agarre que nos aportará una mayor estabilidad y nos ahorrará más de un accidente (caídas, resbalones, etc.).

No podemos olvidarnos de mencionar el componente térmico ya que, al estar fabricados con materiales de buena calidad, permitirán la transpiración de nuestros pies y nos libraremos del exceso de calor. Las probabilidades de lesión también son menores con los zuecos anatómicos de mujer ya que se minimiza la presión al caminar y por la amortiguación del impacto, con lo que vamos a evitar dolores en articulaciones como la rodilla o el tobillo.

Finalmente, en los zuecos anatómicos para trabajar de mujer vamos a encontrar una gran adaptabilidad y es que este calzado, si se elige bien talla y ancho, no debería ejercer ningún tipo de presión, con lo que el riesgo de que se produzcan ampollas o deformidades es menor. Con esta adaptabilidad se podrá repartir la presión por toda la superficie del zapato y eso nos aportará seguridad a la hora de andar.